En nuestro colegio, como escuela de las Hermanas de ÁNGEL DE LA GUARDA, partimos de un proyecto de acción evangelizadora en el que se coordinan diferentes equipos de trabajo: pastoral escolar, pastoral extraescolar y pastoral diocesana.

La programación de Pastoral arranca del Carácter Propio, el Plan Marco de Pastoral para los Centros Educativos y el Plan de Apostolado para Europa. Estamos convencidos de que toda nuestra tarea educativa es acción evangelizadora, como proyección del Evangelio.

La educación integral es un planteamiento clave en nuestro Proyecto Educativo, ya que tiene en cuenta todas las dimensiones de la persona.

Partimos de que toda persona es unidad, pero en ella se integran múltiples dimensiones. El objetivo de nuestros Centros debe ir orientado, por tanto, a conseguir el desarrollo de todas las dimensiones de la persona para que alcance la madurez plenamente. La educación integral, además de contar con la multiplicidad de dimensiones de la persona, incluye la concepción armónica de las mismas.

Esta propuesta pastoral es un intento de conectar con la vida, con las experiencias vitales y desde esa conexión, partiendo de la propia realidad, proponer la oferta de la fe, para que sea significativa, teniendo en cuenta el desarrollo evolutivo a lo largo de la vida escolar y prolongándola más allá.

NUESTRO ESTILO PASTORAL:

• La acción pastoral ocupa la acción educativa del colegio.

• Es una pastoral centrada en Jesús y su Mensaje.

• Los destinatarios son protagonistas de la acción pastoral.

• Ofrecemos experiencias de fe.

• Suscitamos interrogantes que ayuden a encontrar respuestas.

• Ayudamos a hacer procesos personales.

• Con nuestro estilo pastoral deseamos despertar la sensibilidad y una conciencia crítica que lleve a acciones concretas.

• La atención a los más necesitados es una prioridad.

• La pluriculturalidad y la interreligiosidad nos ayudan a crecer en el diálogo.

• La relación con las familias es indispensable.

• La SENCILLEZ evangélica es nuestro carácter distintivo.

• Nuestro estilo es el del Ángel: cercanía, anuncio, acompañamiento, servicio, apuesta por la persona.

• La gratuidad es un valor fundamental.

• Cultivamos la dimensión simbólica.

• Nuestra pastoral es integradora de la persona, sin excluir dimensiones personales, grupos...

• Inserto en la realidad: una pastoral conectada con la vida.

• Potenciamos la dimensión comunitaria: hecha en equipo, no con acciones de personas aisladas. Una pastoral que tiene como referncia y punto de llegada la Comunidad Cristiana.